Servicios

SERVICIO RESPEL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ETAPAS DEL MANEJO DE RESIDUOS

 Caracterización de residuos

 Reducción, Reuso y Reciclaje de residuos in-situ

 Transporte y Disposición Final Autorizada

 Emisión de certificados: reciclaje y/o tratamiento

MANEJO INTERNO:conjunto de actividades que se realizan en el interior del establecimiento generador de residuos, este manejo tiene cuatro fases:

 Levantamiento de información

 Separación, clasificación y rotulación en origen

 Recolección y transporte interno

 Almacenamiento temporal

 Tratamiento in-situ o ex-situ

 Disposición final


Reciclaje de Celulares

Reciclaje de Residuos Hospitalarios -ONU

LEVANTAMIENTO DE INFORMACIÓN: En esta etapa se persigue conocer una serie de antecedentes que dicen relación con aspectos tales como ;  puntos generación ; volúmenes; rutas internas ; horarios , rutas criticas, autorizaciones requeridas, entre otros aspectos que sean propios de la actividad generadora. De igual forma en esta etapa se llevara a cabo la caracterización tanto física como química de los residuos que se generen. Dicha caracterización permitirá conocer cual debe ser el destino mas adecuado del residuo en cumplimiento con la normativa vigente.-

SEPARACIÓN EN ORIGEN:Los residuos deben ser previamente separados o segregados de acuerdo a las características que se indican en los análisis de laboratorio practicados a los residuos y posteriormente rotulados en su punto de generación, es decir, en el mismo lugar en que se originan. Para estos efectos una vez que se que generen los residuos, personal de RESPEL debidamente capacitado ejecutará inmediatamente la fase de selección en origen, evitando de esta manera la mezcla con otros residuos de diferentes características, segregandolos según cada familia de residuos en diferentes recipientes, de acuerdo a la clasificación que se indica D.S. 148.

Analiza y chequea tus riesgos en el manejo In-situ de los Respel

La separación de residuos tiene las siguientes ventajas:

                   Gestión bodegas Respel y Sustancias Peligrosas

RECOLECCIÓN Y TRANSPORTE INTERNO: Consiste en la recolección y el traslado de los residuos desde los sitios de generación hasta el almacenamiento intermedio ,temporal o prolongado ,concepto este ultimo de acuerdo al articulo 31 del D.S. 148. RESPEL confeccionara para cada  generador de residuos un plan de trabajo a ejecutar para el manejo de los residuos ,donde se considere entre otros aspectos la; logística para la coordinación del servicio tanto para su recolección como transporte de residuos o materiales, que incluya rutas , frecuencias y horarios para evitar interferencias con el resto de las actividades normales del establecimiento generador.

La recolección se efectuará de acuerdo a una serie de elementos que se encuentran relacionados en lo principal con la ; características , frecuencia de generación , volumen  y el nivel de complejidad del residuo .RESPEL recomienda retiros periódicos y con mayor frecuencia en áreas criticas y que puedan colocar en riesgo a las personas , medio ambiente e instalaciones .-

De preferencia RESPEL prioriza su servicio de acuerdo lo siguiente:

 No en horas de comida

 No en horas de operación criticas

 Preferentemente No en horas de visita del público

La recolección consiste en trasladar los residuos en forma segura y eficiente desde las fuentes de generación hasta el lugar destinado para su almacenamiento temporal el cual debe estar autorizado previamente para dicha función.-

– Se debe establecer turnos, horario y la frecuencia de recolección para evitar que los residuos permanezcan mucho tiempo expuesto en la unidad generadora.

– Señalizar apropiadamente las rutas de recolección, utilizando siempre aquella destinada para los servicios de limpieza del establecimiento generador del residuo o material de desecho.

La recolección deberá ser diferenciada, en función de las clases de residuos a manejar, esta recolección no debe coincidir con los horarios normales de funcionamiento.

La recolección de residuos se puede realizar de dos maneras:

Recolección Manual para residuos de baja complejidad: Se puede realizar en unidades generadoras de residuos de menor complejidad, tales como ,talleres de mantención ; oficinas ; bodegas de almacenamiento ,laboratorios entre otros.

En la recolección manual se usarán recipientes pequeños para facilitar su manejo, evitar derrames y para prevenir que el exceso de peso pueda provocar accidentes y enfermedades laborales en el personal de limpieza.

La recolección manual es hecha por personal de limpieza que debe llevar la indumentaria de protección adecuada.
No se deben arrastrar las bolsas o recipientes por el suelo, ni cargarlos a la espalda.

Recolección Manual para residuos de mediana y alta complejidad: La recolección de los residuos complejos por lo general se encuentran asociados a residuos peligrosos y su recolección es la parte medular del sistema de recogida.Es por ello que los contenedores que se utilicen deberán encontrarse en perfectas condiciones ,sin deformaciones ni perforaciones  y herméticos para evitar cualquier filtración y asegurar las condiciones de seguridad necesarias para su almacenamiento y traslado.En este sentido cabe hacer presente que los contenedores para residuos peligrosos deberán cumplir con lo indicado en el articulo 8 del D.S. 148

 Tener un espesor adecuado y estar construidos con materiales que sean resistentes al residuos almacenado y a prueba de filtraciones .-

 Estar diseñados para ser capaces de resistir los esfuerzos producidos durante su manipulación , así como durante la carga y descarga y el traslado de los residuos ,garantizando en todo momento que no serán derramados.-

 Estar en todo momento en buenas condiciones ,debiendose reemplazar todos aquellos contenedores que muestren deterioro de su capacidad de contención .

 Estar rotulados indicando, en forma claramente visible , las caracterízticas de peligrosidad del residuos contenido de acuerdo a la norma chilena NCh 2190. OF 93 , el proceso en que se origino el residuo ,el código de identificación y la fecha de su ubicación en el sitio de almacenamiento.-

Las principales recomendaciones que se deben observar en el manejo de los contenedores son :

– No dejar los contenedores en los pasillos ni cruzarse con las operaciones diarias y normales del establecimiento generador.

– Los contenedores de recolección no deben llevar residuos por sobre encima de su capacidad, recomendandose no superar el 80% de su capacidad.

– Tampoco se recomiendan contenedores cuyo mantenimiento sea complejo.-

– La recolección debe ser diferenciada, es decir se operará por rutas y horarios diferentes según el tipo de residuo.

– Los contenedores para la recolección interna deben lavarse al final de la operación.

– Deben tener mantenimiento preventivo.

– El transporte interno se llevara a cabo de acuerdo al plan previsto utilizando las rutas definidas para ello.

Almacenamiento temporal

Los lugares de almacenamiento temporal deberán encontrarse alejados para evitar que entren en contacto con fuentes de ignición cercanas .-El lugar de almacenamiento deberá contar con la capacidad necesaria de acuerdo a lo generado y cumplir con lo que establece el DS 148 entre los artículos 29 y 35 , dentro de los cuales cabe destacar el articulo 31 en orden a que el periodo de almacenamiento de los residuos peligrosos no podrá exceder de 6 meses.-

Tratamiento insitu /exsitu – Disposición final

El tratamiento de los residuos como su disposición fina se llevara a cabo de acuerdo al plan de operación definido entre RESPEL y el GENERADOR. Todo tramite de retiro de los residuos desde la instalación generadora hasta el lugar de disposición final autorizada estará a cargo y sera de responsabilidad de RESPEL.-



LA GESTIÓN INTEGRAL DE LOS ENVASES RESPEL

A continuación se describe de manera breve y precisa un procedimiento que resulta útil para los efectos de reducir los costos como así mismo el empleo de materias primas relacionadas con los envases, su manipulación, almacenamiento , limpieza , reacondicionamiento y reuso sin que ello afecte a las necesidades básicas del envase . Gestionar adecuadamente los envases y embalajes permite ahorros y la obtención de beneficios , además de minimizar el uso de recursos y reducir el volumen de residuos .-

Contaminar menos también significa evitar la generación de residuos y esto supone diseñar envases acordes a las verdaderas necesidades del producto, optimizar el uso de las materias primas en los embalajes, reutilizar los envases todo lo cual aporta numerosas ventajas como son el caso del ahorro de materias primas, optimización de envases, cumplimiento de requisitos legales, reducción de costos.-
Aunque parezca un asunto menor, en primer termino deberíamos preguntarnos;
Qué es el envase?

El envase puede intervenir en todas las fases de un proceso, desde las materias primas hasta los productos procesados. En el uso normal de la palabra, envase se utiliza para describir los materiales que contienen y/o protegen los productos ,facilitan su manipulación y distribución, y cumple una labor de identificación de los mismos. Se emplea una amplia variedad de materiales, incluyendo papel, cartón, plástico, cristal, metal, madera, cerámica y tejidos.
Además del uso habitual del término envase, existen definiciones jurídicas para describir el envase y los residuos de envase, estas se incluyen en la Directiva de la Unión Europea sobre
Envase y Residuos de Envase (94/62/CEE), y en la Ley 11/1997 de 24 de abril, relativa a Envases y Residuos de Envases.
Luego cabe preguntarse ;

¿Sabe cuánto envase utiliza y manipula en la actualidad?, ¿Puede reducir la cantidad de

envases que utiliza?, ¿Cuánto necesita en realidad?, ¿Está utilizando más materias primas de las que necesita el producto?, ¿Puede reutilizar el envase actual?.

De igual forma debemos tener en consideración las diferentes operaciones en las cuales interviene algún tipo de envase ;

 suministro y transporte de envase

 recepción del envase

 manipulación del envase

 reutilización , reciclaje y eliminación del envase

Replantearse el uso de envase constituye un buen punto de partida y un área donde cambios simples y económicos pueden generar ahorros sustanciales y reducciones significativas en sus niveles de eliminación de residuos.

RESPEL toma en cuenta en el manejo de los envases la jerarquía de gestión de los residuos, definida en el Anteproyecto de la ley de residuos a la hora de considerar las opciones a seguir, ocupando la disposición del envase el ultimo puesto en el orden jerarquico.-

Recuerde la jerarquía en la gestión de los residuos. Analice todos los tipos de material de envase que utiliza, manipula o coloca en el mercado. ¿Son necesarios?. Si la respuesta es negativa, elimínelos. En los casos en que no puedan eliminarse, ¿se puede reducir la cantidad empleada?, ¿pueden ser reutilizados en la empresa, sus proveedores o sus clientes?. Si la respuesta es negativa, ¿pueden reciclarse?.

¿Y qué hay del intercambio de residuos? Lo que para una empresa constituye un residuo, para otra empresa puede ser una materia prima. Debemos considerar todos los sistemas aplicables tanto desde el punto de vista normativo como operacional que permita que el intercambio de residuos se transforme en un beneficio no tan solo económico sino también ambiental.

Reutilización, reciclajey vertido del envase

La eliminación de los residuos de envase siempre que resulte posible o minimizar los residuos a través de la reutilización deben ser reutilizados o reciclados.

Las siguientes operaciones apuntan a minimizar los costes de materiales de envase y eliminación de residuos.-

Aplique siempre las instrucciones del fabricante en relación con la reutilización, el reciclaje, el almacenamiento o la eliminación del envase. Si no dispone de suficiente información, póngase en contacto con sus proveedores.

Segregue los residuos Si necesita más información, pregunte. Si el envase que recibe no indica el tipo de material, solicite a sus proveedores que añadan esta información de modo que pueda clasificar el envase de forma sencilla.

Separe los residuos en origen. Retire la mayor cantidad posible de envase en el momento de su llegada y sepárelo inmediatamente.

Clasifique los residuos por tipo, grado y color. De este modo, se facilitará la identificación de las opciones de reutilización y reciclado.

¿Puede recurrir a la minimización interna de recursos para quedar exento de alguna obligación?. Siempre se recomienda la minimización ,reutilización o el reciclaje interno de los residuos del proceso y de las “sobras” del envase.

No mezcle los residuos de envase. Los residuos de envase mezclados tienen un menor valor de reciclaje. En la medida de lo posible ,clasifique y apile / compacte los residuos para su reciclaje por separado.

Saque el máximo provecho de sus residuos.

Separe los materiales de envase de mayor valor y priorice su reutilización, reciclado o devolución.

Maximice el uso del espacio de almacenamiento.

Pliegue las cajas de cartón dañadas o inservibles para su almacenamiento, de modo que ocupen el mínimo espacio. Asimismo, comprima todos los demás contenedores que no vayan a ser reutilizados.

Utilice una codificación o etiquetado de colores para identificar los distintos tipos de residuos.

Los contenedores o zonas de almacenamiento que se utilizan para la separación de

los residuos de envase pueden disponer de códigoso etiquetas de color para facilitar que los

residuos se separen y no se mezclen.

Controle la eficacia de la separación de residuos que realiza en origen. Un control

periódico le permitirá hacer frente a cualquier problema de forma inmediata y le proporcionará

datos útiles acerca de los tipos y cantidades de residuos.

¿Puede reutilizarse?

¿Sus residuos de envase pueden ser reutilizados por terceros? En los casos en que los materiales de envase no resulten de utilidad en ninguna parte de su empresa, considere la aplicación de un sistema de intercambio de acuerdo a la normativa vigente.

Los residuos para el reciclaje deben estar limpios.

Trate de hallar salidas alternativas para los materiales contaminados. Las películas de polietileno de baja densidad (contaminadas con etiquetas de papel), el polipropileno y el polietileno de alta densidad pueden convertirse en perfiles para sustituir a los productos de madera.

¿Dispone de grandes cantidades de residuos plásticos de alto valor?. En caso afirmativo, quizás le compense adquirir o alquilar una trituradora de plástico. El plástico triturado tiene mayor mercado o salida que el plástico embolsado.

Considere la recuperación energética y el reciclaje de materiales. La recuperación de energía y el reciclaje de materiales constituyen métodos alternativos para la recuperación del envase y para evitar que los residuos acaben en vertederos. Aunque en la jerarquía de la gestión de residuos de envase la valorización energética no debe ser considerada en primer lugar.

¿Puede utilizar la energía que generan sus residuos?. La mayor parte de los residuos de envase, y especialmente, los envases de plástico,tienen un alto potencial calorífico. Si genera una cantidad suficiente de residuos quizás resulte viable instalar un incinerador de residuos o un sistema de aprovechamiento de calor y energía eléctrica. No olvide que si otras instalaciones de su empresa o de su zona utilizan esta planta, su rentabilidad aumentará. Si le interesa este enfoque, consulte con un asesor especializado que podrá realizar un estudio de evaluación para su caso y le indicará todo lo referido a las ayudas económicas y a las normativas medioambientales.

Estudie dotar a las cajas de cartón o a los contenedores con un recubrimiento de polietileno grueso para almacenar materiales de desecho. De este modo, se reducirá al máximo el uso y eliminación de bolsas, mientras que el contenedor se puede reutilizar o devolver al proveedor.

Las latas de acero son 100% reciclables. Consulte la identidad de los gestores de este tipo de materiales en su zona. Averigüe si recuperan las latas de la corriente general de residuos o (preferible) si se dispone de recogida selectiva.

Minimice el volumen de residuos para reducir los costes al máximo.

Comprima todos los contenedores que no se reutilicen.

Pliegue las cajas de cartón para su almacenamiento o eliminación.

Compacte los residuos generales y, en la medida de lo posible, los residuos para su recuperación o reciclaje. Quizás le resulte rentable adquirir o alquilar una empacadora, compactadora o trituradora de bidones.

El vertido de residuos deberá ser siempre su último recurso. Si no le queda más remedio que eliminar los materiales de envase, adopte todas las medidas necesarias para reducir el volumen y el coste.
Trate de encontrar la mejor oferta para la eliminación de los residuos. Los costes de eliminación de residuos pueden variar enormemente entre las distintas empresas de tratamiento de residuos. Algunas empresas ofrecen servicios de minimización de residuos. Tan sólo hay que encontrarlas.
¿La eliminación de residuos puede salirle gratuita? Algunos comerciantes de cartón y papel ofrecen un servicio gratuito de recogida que contribuirá a la reducción de sus costes generales de eliminación de residuos.

Estudie las alternativas al enfardado. Si le resulta conveniente, utilice plástico o materiales metálicos de sujeción para hacer fardos de cartón o de residuos en lugar de utilizar las costosas bolsas de plástico o film retráctil.

Aplique un criterio adecuado a la hora de elegir los contenedores. Su empresa de tratamiento de residuos quizás pueda ofrecerle otros tipos de contenedores como unidades de carga frontal que pueden vaciarse en vez de retirarse, lo que le supone un ahorro económico.
Saque el máximo provecho a sus contenedores.

Si dispone de varios contenedores en sus instalaciones, asegúrese de que la gente sabe cuáles se están utilizando. De lo contrario, todos los contenedores estarán parcialmente llenos y ninguno estará completo el día de recogida.

Si utiliza bidones…
Fomente una adecuada manipulación de los bidones. De este modo, se maximizará la reutilización y el reciclaje de los bidones La empresa Blagden Packaging, ha introducido un sistema de aceptación de bidones de cara a sus clientes. Este sistema le permite garantizar que los bidones se manipulen, vacíen y almacenen correctamente para su posterior reciclaje. Numerosos clientes han tenido la oportunidad de reciclar un mayor  número de bidones al adherirse a este sistema de aceptación de bidones.

Reduzca los desechos residuales de sus bidones. Introduzca mecanismos sencillos y efectivos de inclinación y drenaje en sus bidones con el fin de mejorar su vaciado al máximo.

Rolls-Royce Plc. ha reducido los residuos de aceite y ha logrado un ahorro de (7.800 €) al año en sus instalaciones de prueba de Bristol mediante la aplicación de sencillos sistemas de inclinación de bidones y la prolongación de las mangueras de extracción para el bombeo de aceite hacia los motores.

Cierre o tapone los bidones vacíos. No presione el tapón hasta el fondo del bidón para no complicar las operaciones y el coste de su renovación.

Considere el calentamiento de los bidones.

Los bidones que contengan materiales muy viscosos resultan más fáciles de vaciar si se utilizan calentadores de bidones. Las pruebas han demostrado que los bidones sin calentar pueden albergar entre 2 y 5 Kg. de material. Le recomendamos precaución si trabaja con líquidos inflamables.

Mantenga las etiquetas en los bidones usados o vacíos. La etiqueta ofrece información clave para la empresa encargada de su reacondicionamiento o reciclaje acerca del tipo de sustancia residual del bidón.

No rellene los bidones con sustancias distintas.

La introducción de sustancias distintas al producto original en los bidones vacíos puede resultar peligrosa para quienes manipulen los bidones, dificultar las operaciones de reciclado o reutilización, y ocasionar problemas medioambientales durante su reacondicionamiento.

¿Contienen o han contenido sus envases residuos o sustancias tóxicas?. En ese caso consulte a los organismos con competencias medioambientales de su entorno las posibilidad de llevar a cabo la limpieza por sus propios medios o a través de terceros. En el primer caso asegúrese de que se realiza una descontaminación adecuada de los bidones que hayan contenido productos tóxicos mediante la aplicación de técnicas de secado, venteo, aclarado o técnicas de estabilización química.

Tenga cuidado si reutiliza bidones de plástico.

Tan sólo los bidones HDPE de reborde L o XL de segunda mano presentan la suficiente calidad como para reutilizarse con productos peligrosos.

Comparta sus ideas con los demás…

¿Pertenece su empresa a alguna asociación empresarial que trabaja conjuntamente con La Autoridad Ambiental promoviendo la Producción Limpia?.

Estudie la posibilidad de contactar con una de estas asociaciones a la que su empresa pertenezca.

Puede constituir una valiosa fuente de información y de ideas en relación con el modo de minimizar los residuos, incluyendo los residuos de envase. Póngase en contacto con el Servicio de Información Ambiental, RESPEL, para que le informen cuáles son estas asociaciones.

Resulta posible reducir de forma significativa los costes de envase y recortar las cantidades de residuos mediante la aplicación de medidas relativamente sencillas, con un coste mínimo o nulo en muchos casos.

La adopción de medidas para mejorar la gestión de sus envases le permitirá a su empresa:

– Incrementar la rentabilidad general;

– Incrementar la concienciación de la plantilla

en los aspectos relacionados con el medio ambiente y con el ahorro de costes;

– Desarrollar relaciones más estrechas con los proveedores y clientes a través de ventajas compartidas y ahorro de costes;

– Reducir el uso de recursos no renovables;

– Reducir la cantidad de residuos que se destina a los vertederos;

– Reducir el riesgo de daños en los productos;

– Promover las buenas prácticas ambientales;

– Promover una imagen empresarial más positiva;

– Cumplir las obligaciones actuales y futuras en virtud de las normativas sobre residuos de envase con el menor coste posible.

Si adopta medidas hoy quizás logre una ventaja sobre sus competidores. Casi siempre se puede mejorar un sistema existente. Seguro que puede rentanbilizar con creces el coste de aplicar cualquier cambio sobre sus envases que implique una reducción en el uso de envases y en la generación de residuos.

Minimización de residuos

en origen – un Ejemplo Industrial

Burton’s Biscuits emplea en la actualidad a más de 1.000 personas en sus instalaciones de Llantarnam y produce más de 1.200 toneladas de galletas y aperitivos a la semana, convirtiéndose así en una de las mayores productoras de galletas de Europa.

Esta empresa participó en el proyecto de minimización de residuos SABINA (Empresas Sostenibles en Acción) de la zona del estuario del Severn, financiado por la Asamblea Nacional de Gales, la Oficina del Gobierno del Suroeste y la Agencia Medioambiental. Con el desarrollo de iniciativas referidas a los proveedores, la empresa detectó oportunidades para lograr ahorros compartidos y conseguir racionalizar el envase, lo que supuso una reducción de las obligaciones en virtud de las normativas de envase. Se estudiaron numerosas opciones para la minimización del envase y de los residuos del envase, aunque el aspecto clave referido a la implantación de un programa de minimización de residuos se centró en la identificación de los tipos y cantidades de residuos de envase que se generaban en las instalaciones.

La empresa inició un programa de separación de residuos que contribuyó a identificar un ahorro potencial de costes de unos (15.600 €/año).